"Con la palabra se ve lo no visto, o incluso lo no visible"-
EMILIO LLEDÓ. El silencio de la escitura

viernes, 7 de agosto de 2009

SÉ QUE NO FUE UN SUEÑO

Traté de borrar de mi mente todas las teoría freudianas que se me ocurrieron al despertar. Las que me habían enseñado en el bachillerato, aquellas que me había comentado mi amiga Claudia, (sobresaliente alumna de psicología), las que alguna vez había leído en Wikipedia.
En la biblioteca había un libro en cuya tapa se leía su título “Interpretación de los sueños” y, para evitar tentaciones, lo giré para ignorar su contenido.
Sigmund no podía deshacer mi ilusión.

Necesitaba un buen baño..., con agua fría, que me quitara el sopor nocturno. Lo hice.
Miré mi cuerpo, desnudo, en el espejo. Estaba resplandesciente. Mis ojos, mi boca, mis brazos, mi piel, mi adolescencia... estaban despertando de aquella sensación de hipnosis.
Algo había cambiado el ritmo de mi corazón. Lo notaba

Bebí un zumo de naranja, un trozo de tarta de chocolate y un café bien cargado. No cometí el error de ayunar. No podía recurrir al ayuno como enmienda de un pecado. No creía en ello.
¡ Yo no había pecado !

Y aunque mi amiga me había dicho que, según Freud, los sueños representan la realización disfrazada de un deseo ¿ insatisfecho ? por parte del soñador, omití interpretar tal definición.
Miré la cama, desordenada. Era mi cama, revuelta, testigo indiscutible de mi confusión, no el sillón de un psicoanalista.
¡ No, no había sido un sueño !

Si acaso dejó de serlo desde el mismo instante en que estuvo junto a mí y me hizo ¡ inmensamenta feliz ! .
Entonces... ¡ existió !


15 comentarios:

Martin Bolivar dijo...

Muy buen texto, es una verdadera obra de arte porque, creo, da lugar a varias interpretaciones.

Dante B. dijo...

aleluya por tí!

J.Carlos dijo...

Hay muchas maneras de soñar; a veces la realidad es tan hermosa que nos parece soñada.
Pero lo real es difícil de olvidar, los sueños no tanto.
Un abrazo

Lunaria dijo...

Me has dejao con la boca abierta.
Muy bueno.
Felicidades.

Gwynette dijo...

Me ha quedado dado una duda: existió sólo en el sueño? ..hummmm :)

Besitos calurosos -de caló-

Ricardo Guadalupe dijo...

Los sueños están muy conectados con "lo real", y yo considero que tanto una cosa como otra forman parte de la experiencia humana, de lo vivido; más teniendo en cuenta que lo que entendemos por "real" puede ser otra forma de sueño. Es sentir y creer lo que hace auténticamente real a las cosas, tal como vienes a decir en tu fantástico relato.

Además, hay sueños muy vividos. En mi caso tuve un sueño muy parecido al que planteas, lo tuve en esa fina línea que separa la niñez de la adolescencia, y con él sentí el amor de pareja por primera vez, nada menos. En él, cosa rara, veía claramente los rasgos de una mujer, era morena y mucho mayor de lo que yo era por entonces. Siempre pensé que acabaría encontrándola. Y aún lo sigo pensando.

Un abrazo, el relato me ha llegado.

Luzdeana dijo...

Me has hecho ponerme de nuevo en esas situaciones maravillosas en que un sueño hermoso es tan nítido, que despertamos y cerramos los ojos de nuevo para regresar a esa otra "realidad", en la que quisiéramos quedarnos.
Yo creo que vale colocarlos en el lugar de la experiencia vivida... o acaso no lo hemos VIVIDO con toda la fuerza de nuestros sentidos y sentimientos? Además, para mí los sueños (de todo tipo)son una fuente inagotable material para escribir. Coincidís?
Ojalá sigas disfrutando de tus vacaciones.
Un beso grande, y... dulces sueños.

pamm dijo...

Que haya sido realidad!

Mónica Arroyo Parra dijo...

uuuuhhh que buen sueño, si sueño lo mismo que tú, no quiero despertar nunca ja ja un abrazo

Poli dijo...

Hola
Es verdad lo que dicen por aquí, hay sueños que se asemejan tanto a lo real! Hace poco, y por primera vez, lloré mientras dormía. Soñé que me distanciaba de una amiga, que nos peleábamos feito. Me desperté con los espasmos del después de llorar y con un dolor!! Por suerte, por más real que pareció no lo fue y sigo compartiendo mi días con la que esa noche me hizo llorar.

Espero que tu sueño haya sido real.

Hermoso texto.

Beso Beatriz.

William Tea dijo...

Buenas tardes noches.

Estaba paseando sin detenerme apenas por estos lares cuando de pronto vi su entrada, cuyo titulo me atrajo cual polilla encandilada con un fluorescente. El motivo es que escribi una entrada sobre Sueños en mi blog, y siempre me ha interesado mucho quedarme embobado mirando esa difusa linea que separa lo real de lo onirico. Me quedo embobado mirando muchas cosas que no se ven bien, son manias que tengo, eso no viene tanto al caso como que me ha gustado mucho encontrar a alguien que tambien se entretiene escribiendo para convencerse de que es asi. Si por casualidad le interesase comparar... bueno... comparar no, es imposible, "contrastar" o... en fin... simplemente echar un vistazo, en el blog que frecuento (a ratos) la entrada que encuentro similar a la suya se titula "Sueños" (para mas señas, la subi alla por abril).

Siempre es un placer encontrar escritos parecidos. Hasta otra.

Beatriz dijo...

MARTÍN, DANTE B, J.CARLOS, LUNARIA , GWYNETTE, RICARDO G.,
LUZDEANA, PAMM, MONICA ARROYO, POLI,
Es la primera vez que contesto a vuestros comentarios de manera global. No lo considero procedente, pero espero sepais disculparme. Con todos y cada uno de vosotros tengo asumido el compromiso de una respuesta individualizada, y así lo he hecho siempre. Cada percepción vuestra acerca de mis textos me merece muchísimo respeto. Sea cual fuere, estuviereis o no de acuerdo con mi forma de ver, de pensar, de imaginar. Son uds, quienes colaboran conmigo en mi constante desafío con la escritura y de Uds. aprendo.
Gracias por acercarse a mis sueños (o realidades), gracias por estar y por ser tan fieles.
Seguiré luchando contra las lagunas mentales que de vez en cuando me detienen en un semáforo en rojo y prometo esforzarme para estar en éste intercambio de imaginaciones que nos mantiene en constante comunicación
Un afectuoso saludo para todos de esta recién llegada veraneante.
P/D: iré leyendo vuestros textos a medida que me amolde al trajín de la rutina.

Beatriz dijo...

William Tea.
apenas me he atrevido a recorrer de puntillas tu espacio, tu rincón repleto de maravillosas fantasías. Pero sí he leído con atención tu "Sueño" y sólo puedo calificarlo de bellísima locura.
Desde hoy tendré el gusto de compartir tus textos e incorporarte a la lista de los que disfrutamos con las palabras.
Un saludo

el que sabe, sabe; y el que no, tiene un blog dijo...

Sólo el onironauta consigue habitar en la hiperrealidad que a otros intimida. Beatriz, ¿no es la vida también una vigilia entre el nacimiento y la muerte? Entonces cada sueño, es la existencia misma.

Saludos

Beatriz dijo...

Bienvenido El que sabe, sabe y el que ...
De acuerdo, totalmente de acuerdo.
Cada sueño es parte de nuestra propia existencia. Lo complicado es aceptarlo como tal. Por que alli se entrelazan nuestras vivencias ocultas y nuestras especulaciones morales, que se ocultan de las aceptadas por la ética de los escrupulosos.
Un saludo desde el respeto y con la orgullosa humildad de alguien que, como yo, siempre busca aprender de los que tienen algo que enseñar.
Pero con la dignidad suficiente para que nadie me apisone.