"Con la palabra se ve lo no visto, o incluso lo no visible"-
EMILIO LLEDÓ. El silencio de la escitura

domingo, 23 de noviembre de 2014

¿ ME ESPERABAN ?


Caminaba, ensimismada.
El día se había teñido de un gris plomizo, Sentía en su rostro ese frescor que precede a la lluvia. No había planificado mi paseo. Me dejaba llevar por los olores de la mañana, por la sonrisa de un niño corriendo tras una pelota, por una ventana entreabierta y el vuelo de unas cortinas azules en la que imaginaba  noche de inquieta desnudez y desde donde me llegaba el olor  de café recién hecho. Olor a vida colmada 

 Mi mirada se detenía al azar grabando en mi retina imágenes que poblaban el paisaje: un gorrión asomado en su nido en las ramas casi  desnudas de un álamo; la tierna y arrugada tristeza, camuflada  tras la sonrisa,  de un anciano viendo pasar la vida sentado en aquel parque donde todo era tan simple y placentero.

El vuelo de las hojas secas, la fuente y, las palomas, un joven inmigrante y su saxofón  con música de ausencias esperando que en su sombrero, aferrado a la suerte, se oyera el repique de una moneda. Una esperanza  con la  que  sobrevivir, el eco de una limosna gratificado  por el sonido de un blues.

Caminaba y me detuve. Sobre un banco los vi. Abandonados. Pensé que me esperaban. Pero sentí escalofríos. Los miré.Temía tocarlos. Estaban solos. Tan solos que dudé si eran parte del paisaje  y que estaban allí para embellecer aún más  aquella mañana.
Extendí  mis brazos venciendo la incertidumbre y mis dedos los rozaron. Me sentía culpable de haberlos hallado. No me pertenecían pero estaban allí huérfanos. Sobre un banco en un día gris que amenazaba lluvia.
Mirá ansiosa a mi alrededor esperando que apareciese su dueño, acaso un poeta , un soñador, un romántico despechado, una niña con angustia de desamor o un amante desalmado e imaginé unas manos en el triste momento del desprendimiento de esas hojas  plenas de versos despojados de voces que los arroparan con la lectura. Poemas entristecidos, sin alma que se estremecieran...sin sonidos. Sin nadie. Exiliado.

Me senté muy cerca de ellos. Seguí mirándolos. Pensé si acaso me esperaban, si presintieron mis ansias de poesía. Si tenían, tal vez, necesidad de otra soledad.

Sus tapas eran rojas, de papel rugoso. Sus hojas amarillentas con versos subrayados, con notas en los márgenes. Disfrutados. Con ayeres. Olían a biblioteca, a leña, a fuego de invierno, a mecedora de pana desgastada, a tabaco y a insomnio.Olían a poeta, a noches en desvelo. A insomnios.

Y los acaricié para identificarnos, para sentirnos, para unirnos. Para resguardarlos de la lluvia que comenzaba a humedecer  el encuentro.
Ahora están  aquí, conmigo, en esta mañana gris. Y son míos 


*beatriz* -23/11/ 2014



( los hallé esta mañana durante un paseo, me esperaban, no podía abandonarlos)

 -"Las mil  mejores poesías de la Lengua Castellana"- 1151-1951
Ocho siglos de poesía española e hispano americana- Decimosexta edición
Ediciones  Ibérica. Seleccionada por  José Bergua

- "Las  mil mejores poesías  de la literatura  universal"

Poetas anteriores al Cristianismo hasta poetas de la segunda mitad del siglo XIX
Tomo 1 y 2.- Primera edición- Ediciones Ibérica.
Selección, ordenación y prólogo: Fernando Gonzales


domingo, 16 de noviembre de 2014

DESTEMPLANZAS

abrázame
que hoy siento frío

y siento,
lejanía de tibiezas

y aspereza de sequías
y dolor de jardines ocres

abrázame
y encadenemos dos inviernos

"beatriz"



jueves, 16 de octubre de 2014

IMPULSOS

he de  atravesar el puente
descubrir tu secreta geografía
el margen de lo innombrable
sentir
como estalla el eco de la noche
se quiebra el espejo del silencio
y renace el sonido
de versos enmudecidos

he de cruzar el puente
para nombrarnos 

*beatriz*





                                            imagen; beatriz

domingo, 12 de octubre de 2014

sequedades

vacía las entrañas 
de pólenes que mutan
no pariré verbos
ni conjugaré
el discurrir de las estaciones
ni estarás tú
enmudeceré 
detrás de mis ventanas
arropada en este otoño
y mientras afuera se oye 
una melodía de hojas secas
y el gemido de los crisantemos mustios
y se mueren las horas
despertaré
en la piel de otros días.
Nombrándote


*beatriz*

miércoles, 10 de septiembre de 2014

me busco en las noches
que huelen a jazmines
a lluvia
a balcones insomnes
oscuras
absolutas noches
de huellas reconocibles
y amanezco
perdida
en los senderos
de otro hemisferio
añorando
los límites
de tu piel

* beatriz*


miércoles, 27 de agosto de 2014

viernes, 18 de julio de 2014

¿ DÓNDE ESTÁS ?



....esta noche
mis pasos
serán pausa
al amparo del naranjo

al alba
saldrán a buscarte

la distancia
es anhelarte

el camino
un vertiginoso
descenso
a la desmemoria

mis pasos
saldrán a buscarte

antes que nos duelan
las arrugas
de abril

tus huellas
sean eco de la nada

y mis pies
cenizas

al otro lado de la luz.


"beatriz"

https://www.facebook.com/profile.php?id=100007629452341

domingo, 8 de junio de 2014

...y dejé
una cuartilla
desnuda aún
de versos tuyos
y un puñado
de palabras
 nuestras
entre las páginas
del libro de Amélie
...y anudé 
una a una 
las vocales
de tu nombre 
y del mío
para enlazar estaciones
que orienten el regreso
acaso
para leer
tu último poema

domingo, 11 de mayo de 2014

MÁS ALLÁ DE LO VISIBLE




gotas hilvanadas
en la aspereza de la rama

caen

breve existencia
efímero esplendor

caen

estalla la forma
se fragmenta el silencio

caen

se oye el sonido de lo inaudible
el alumbramiento

caen

y perpetúan lo efímero.


*beatriz*




miércoles, 2 de abril de 2014

NAUFRAGIO DEL POEMA

acalla el mar
en el vientre vacío
de las caracolas

la marea
arrastra el tiempo del verbo

y gaviotas hambrientas
devoran el esqueleto del poema

el silencio
se ahoga en el silencio

el hombre sueña...

y regresan los peces
en soplos de espuma
regresan en vuelos azules.


* beatriz*

miércoles, 26 de febrero de 2014

¿Por qué?

He aquí el motivo de esta pregunta que aún después de tantos años de exilio  ha quedado sin respuesta 
¡Cuánto daño y cuánto dolor  nació de la sinrazón!
Este es el testimonio  de la amenaza  con la que nos deshabitaron de nuestro lugar. El número seis es mi marido. Su culpa, ejercer su profesión con dignidad, usar la palabra para emocionar.
Lo he querido compartir con todos aquellos que me leen y con quienes  me une una sensibilidad especial.

Hoy hemos podido recuperar  estas letras escritas  por  los violentos, por aquellos necios que sembraron de terror a este país. 


lunes, 17 de febrero de 2014

BREVEDAD

                                                                Fotografía: Beatriz


hoy tiene ojeras el día
la gata despereza
su soledad
sobre la hierba húmeda
en la mesa un café
aguarda la avidez de tu boca
el sorbo  aún reconocible
de tus brevedades
mas...
 se consume el instante
y en el cristal de la ventana
el vapor empaña
el azul de otras estaciones.
                                            *Hoy trepa la melancolía por las
                                              enredaderas*


martes, 21 de enero de 2014

ESPACIO



a veces mis labios
olvidan la geografía de los tuyos
pero mi boca    ay   mi boca y  tu boca
cuánto se añoran en esta lejanía