"Con la palabra se ve lo no visto, o incluso lo no visible"-
EMILIO LLEDÓ. El silencio de la escitura

domingo, 11 de mayo de 2014

MÁS ALLÁ DE LO VISIBLE




gotas hilvanadas
en la aspereza de la rama

caen

breve existencia
efímero esplendor

caen

estalla la forma
se fragmenta el silencio

caen

se oye el sonido de lo inaudible
el alumbramiento

caen

y perpetúan lo efímero.


*beatriz*




6 comentarios:

maria del carmen nazer dijo...

Precioso y elociente Beatriz.
Escuché el sonida de las gotas al caer, las escuché con precisión.
BESOS DE LUZ.

Sneyder C. dijo...

Esas gotas hilvanadas irrumpen en el silencio creando vida…
Su sonido se vuelve música para abrazar la tierra.

Un cariñoso saludo

vicente dijo...

...como la vida nuestra construida de egoísmos y transparencia, de amor, de dolor, para caer en la tierra. (Te esperábamos).

Maruja dijo...

Gotas de luz, amor, tristeza... Gotas que caen sobre la tierra. Un beso amiga.

Juan Herrezuelo dijo...

Qué bella imagen poética esa de la perpetuación de lo efímero, de la fragmentación del silencio, del lento caer de las gotas, esas gotas que como escribía Cortázar parecen prendidas con todas las uñas y los dientes porque no quieren caer, y les crece la barriga y caen al fin,
caen.
Un beso desde donde hace tanto que no cae ni una pequeñita, oh capital de los desiertos.

Mario gomez garrido dijo...

Muy oportuno este rescate del olvidado y desdeñado sonido de una gota, sonido tan sutil, tan especial, tan necesario, en este poema tan cercano a la riqueza de un haiku.