"Con la palabra se ve lo no visto, o incluso lo no visible"-
EMILIO LLEDÓ. El silencio de la escitura

miércoles, 26 de enero de 2011

POSTALES



Miro, escucho, huelo, saboreo, palpo. Busco.
Te busco.
Me busco.

El grifo gotea.
Igual que antes cuando al anochecer oía tus pasos, por el pasillo, aproximándote
y me adormecían los sonidos reconocibles.

En el jardín, las violetas lloran su luto de viernes santo.
 Las veo.
Allende los retamos lo vestían de amarillos intensos.

Un gato, que no aquél, lame su pata.
El otro no pudo esperar para acariciar mi mejilla.
Se le hizo demasiado largo mi regreso. Como a ti.

La rama del jacarandá asoma en la ventana.
Roza el cristal de la cocina. Agrietado
El tiempo es implacable.

Hay una jarra de agua sobre la mesa. Es de vidrio incoloro.
Mis manos, las del ayer, retienen aún su color verde, transparente, como la vida en esos días. Pero acaso mi mirada haya desteñido los colores.

Huelo el caldo que bulle en los fogones. El vapor se expande y difumina las imágenes
Intento, en vano, que mi olfato reconozca el olor que alimentó mi niñez.
Caprichos del tiempo. De su inevitable empeño en envejecer lo que fue, lo que fui.

Mi cámara, la que llevo dentro, se obstina en retratar el ayer.
He de reemplazarla, me digo. En un intento vital de reconocerme.

Mi madre me oye y musita algo
Ella no me ha entendido. Lo sé.
Y yo...no puedo explicar lo inexplicable.

Te quiero- le digo
Ella me besa  en la frente, como antes, como siempre.
No hemos cambiado.

Apago la cámara. Cierro los ojos.


7 comentarios:

Raúl dijo...

Postales para formar el puzle de una vida.
abrazos.

Beatriz dijo...

Un gran abrazo Raúl.
Muy acertado tu comentario.
Te sigo desde éste "mi otro lugar"
Estoy aprovechando para leer tu Elefantiasis. Me compañaste con tus relatos en este largo viaje. Y con turbulencias en mis emociones.
Hasta siempre.

Raquel Barbieri dijo...

Beatriz,

Raúl dijo algo semejante a lo que yo pensaba, sobre el puzzle de una vida, y este poema me pareció como meterme en el túnel del tiempo.
Bello.

Te mando un abrazo :)

mi nombre es alma dijo...

El tiempo es impecable y tu los has descrito destiñendo los colores de la vida.

Dante Bertini dijo...

querida, precioso texto...
aunque los postales de nuestra historia difieran en detalles
los dos sabemos que en nuestras historias viajeras hay una tierra con el mismo olor, unos gatos con los mismos mimos, unos árboles creciendo de la misma salvaje manera.
Un abrazo

Beatriz dijo...

Raúl,
Raquel,
Alma,
Dante
gracias a todos por acompañarme en estos vaivenes de sentimientos, en estos encuentros y desencuentros con trocitos de mi vida.

Un abrazo .

Francisco Ortiz dijo...

Es que hay cosas que se sienten, como el tiempo y los recuerdos, y no es posible decirlas, como bien expresas.