"Con la palabra se ve lo no visto, o incluso lo no visible"-
EMILIO LLEDÓ. El silencio de la escitura

martes, 8 de marzo de 2011

LA ETERNIDAD DEL SILENCIO



No era. No les era necesario detener el tiempo para reconocerse.
Les bastó un instante, la eternidad de un instante, para sentirse.
Una multitud de caricias adormecidas despertaron
y untaron sus cuerpos con savias nuevas
hasta embriagarlos.
Acaso porque la esencia del amor se arropa en silencios,
se engrandece sin sonidos, se hace verdad cuando el secreto lo protege,
ellos se dejaron querer en la ausencia del mundo,
regalando libertad a sus manos para explorarse, descubrirse, amarse.
Mirándose para perpetuarse.
No existió el pasado, ni el futuro.
No hubo un acaso..., ni un tal vez...
Ni calendarios
No necesitaron de la palabra, lo eran. Eran carne, gozo, cuerpos.
Libertad, deseo, serenidad y arrebato.
Creían en la perpetuidad de lo no visible. En la eternidad de la noche
Y que el tiempo es generoso y trasciende cuando es libre. Aunque sólo dure un instante.
Ella y él lo sabían. Siempre serían un momento, un vuelo de colibrí. La fugacidad de lo infinito
Lo oculto.
También es hermosa la sombra de la luna.

17 comentarios:

Rochitas dijo...

Beatriz, reitero lo que le dije la semana pasada cuando llegué hasta aquí. Mucho, muchísimo tiempo sin descubrir letras que de verdad llenen el alma.
Me descubro entre lineas.
Tiene tanto que ver con lo último que nació por allá que no dejo de creer en las causalidades...

Raquel Barbieri dijo...

Me encantó, y pienso en si siempre seremos un momento, ese vuelo de colibrí y la sombra de la luna, no la luna en sí.

Gracias por tan bello escrito, querida Beatriz.

Besos :)

Francisco Ortiz dijo...

Hay versos en este poema que le llevan a uno a un tiempo feliz y confiado.

Siona dijo...

uau, qué bello! me gusta mucho como escribes...un vuelo de colibrí...el embrujo del instante...un abrazo!

Jim dijo...

Buenas noches,

Que grande!!:

“. . .la esencia del amor se arropa en silencios, se engrandece sin sonidos. . . ”

“Cuando abrazas a la persona que amas el tiempo se detiene,
el ruido cesa y el mundo desaparece. . .

Las palabras no hacen falta cuando el corazón es el que habla “

Me encanta Bea.

Un beso
Jim

Luzdeana (Diana H.) dijo...

Ese instante de silencio que has descripto es tan pleno que mis palabras están de más.
Un beso, amiga viajera.

Carlos dijo...

Algunas veces un instante tiene más intensidad que el largo recorrido de una vida. Lo fugaz, muchas veces, tiene la solidez de la eternidad.

Un beso.

mi nombre es alma dijo...

Hay instantes que son eternos y eternidades efímeras, así nos sorprende siempre la vida.

vicente dijo...

Beatriz: Este modesto admirador tuyo ha escrito en el perfil de sus blogs que el presente es lo único cierto, sea éste un instante o más.
Mi educación desde niño fue de esfuerzos para ganar un cielo futuro sacrificando el presente. Después de un proceso largo he logrado encontrar paz y claridad en mi vida vivida día a día. Y felicidad en cosas simples y profundas como tu entrada. Abrazos.

Beatriz dijo...

Rochitas- inesperado encuentro pero profundo.

Raquel-cómplices en el enfoque de la vida.

Francisco- mi mejor guía en este camino por la palabra.

Siona- las casualidades nos acercan en el fondo y en la forma de expresar sentimientos.

Jim-
nos descubrimos por casualidad y desde entonces fieles hasta donde lleguemos en esta andadura virtual.

Luzdeana- "AMIGA" contigo no me hacen falta ni tan siquiera las palabras para entendernos.
Aquí se justifica aquello de "la elocuencia del silencio"

Carlos- me cautivaste por tu particular y respetuosa manera de adentrare en el alma de la mujer.

Alma- Eres eso "alma", la desnudez del alma en tus escritos.

Vicente- Te leo. Nos leemos. Seguramente nada es fortuito. Y encontrarte ha sido una manera de encontrarme

Si de algo estoy satisfecha por haber empezado mi experiencia a traves del blog (hace ya 3 años) es por teneros a vosotros entre mis fieles seguidores y por la empatía que siento al leeros.
Escribimos con el alma, y eso se contagia.

Muchísimas gracias por vuestros comentarios

Os quiero -

Raúl dijo...

Hermoso, muy hermosos.
Sin embargo, la sola idea de la "eternidad del silencio", me acongoja. Todo lo eterno me acongoja.

Beatriz dijo...

Raúl, lo eterno es impresición, es duda, seguramente que sí y como tal nos aconjoga.
Pero cuando el silencio de un alma plena, satisfecha se arropa en un "sin tiempo", es ua hermosa metáfora de la entrega eterna, sin
egoismos.

Siempre es un placer encontrarte y analizar tus comentarios. De ellos me nutro.

Javiera Miraglia dijo...

Percibir el instante mientras transitas el propio...tiene este costado de sentirse mariposa..un poco triste y un poco tranquilizador. Bello como siempre Bea...como te fue en tu visita?

Rochitas dijo...

Lo peor es que uno lo sabe eterno. Sabemos fehacientemente que será más el tiempo de rememorarlo que lo que en fin existió.

Phileas dijo...

Bello, inspirador. Estos son los instantes de eternidad que uno desea perpetuar!

ANYE dijo...

Por definición......, la ETERNIDAD es la característica de alguna "cosa" que dura para siempre, es decir, nunca muere, nunca es destruida, etc. Científicamente podriamos decir que se trata de la energía.

Estupendo relato.

UN BESOTE.

Juan Herrezuelo dijo...

Hermoso poema suspendido en el tiempo, Beatriz. Ojalá algún día puedas entender qué cargada de significado está para mí la idea de la fugacidad de lo infinito, tanto como su contrario (¿o es su complemento?), la eternidad de un instante. Un abrazo.