"Con la palabra se ve lo no visto, o incluso lo no visible"-
EMILIO LLEDÓ. El silencio de la escitura

viernes, 8 de febrero de 2013

BREVE ETERNIDAD






Hoy siento que te siento. Como entonces.  Con la misma intensidad. 
Tal vez sea este frío tan gélido que ahora recorre mi cuerpo lo que hace que  intuya tus cercanías.
¡Han pasado tantos años! Tanta vida tan  distinta y tan distante la tuya de la mía que, acaso, este presentirte tan sólo sea esa sensación de calidez que se adormece en el alma cuando la distancia separa lo que pensábamos que sería inseparable, o  acaso porque el recuerdo hace que las imágenes se entibien y sea esa tibieza la que hoy me abraza. 
O sea  este presente  con orfandad de sueños... o de realidades; o este vacío de todo, este dolor de algo o de alguien, esta ingravidez, esta soledad tan agria o este anuncio de nada ni de  nadie  lo que hace que ahora  te sienta aquí, conmigo. Como antes.  
O, tal vez,  porque  aunque tú y yo nunca fuimos todo jamás llegamos a ser nada. Y entonces sólo fuimos sin intención de   conjugarnos. Fuimos, si acaso,  el más secreto y bello  sustantivo.
 Fuimos instantes, fugacidades, amaneceres, brevedades intensas o, tal vez, una sola e  infinita  brevedad.
 Y un hoy sin tentaciones de mañana y un tal vez o un quizás. Y lo oculto, lo innombrable. Y  lo posible  y lo anhelable.
 ¡ Han pasado tantos años! y hoy, como entonces, siento que te siento. Aquí conmigo. Tu piel junto a la mía. Y todo es igual de intenso. Igual de cálido. 
  Acaso sólo sea   porque los te quiero y los para siempre, a veces, se anestesian de eternidad.




17 comentarios:

Cecy dijo...

Un instante basta para saber que la infinita brevedad se queda impregnada en la intensidad de lo eterno.

"Hoy siento que te siento."

Gracias Beatriz, por compartir un segundo de intensidad de los para siempre.

Un abrazo :)

Pd.: ha quedado tu ventanita para llegar aquí.

G a b y* dijo...

Un texto muy sentido, la ausencia canta, y los recuerdos nombran. Llenar el frío parece difícil, pero las evocaciones ponen todo su empeño.
La frase: "Acaso sólo sea porque los te quiero y los para siempre, a veces, se anestesian de eternidad." con la que sellas tu escrito, llega... llega hondo.
Besos al vuelo!
Gaby*

Rossina dijo...

tu relato entero es un tributo al instante y a la eternidad, e intenso como siempre. Te abrazo , Beatriz.

Fina Tizón dijo...

Juego de palabras, contradicciones, incluso placidez de un instante o de mil instantes separados. Tal vez este presente, como expresa tu relato, nos hace replantearnos cosas y hasta cambios en los sentimientos, cambios que los engrandecen consiguiendo embriagarnos de cada instante hermoso vivido.

Como siempre, mi felicitación, querida Beatriz

Un abrazo

Fina

San dijo...

Hermosso texto Beatriz, poético desde el principio al fin. La frase final cerrando el circulo de lo escrito. Sin duda este instante eterno llega al lector.
Un abrazo.

mario gomez garrido dijo...

Me uno a esta aproximación al tiempo como algo esencialmente personal, que permite la derogación de los calendarios y la posibilidad de acordarse de hechos fugaces que parecen querer perderse en olvidos injustos. Es esa intensidad que permanece la que da sentido a cada instante...dan ganas de quedarse en el poema.

Juan Herrezuelo dijo...

Un hoy sin tentaciones de mañana: qué forma tan exquisita de referirse a una aventura con tentaciones de podría ser… Y qué eternidad tan horrible la breve vida, decía el Duque de Rivas. Y qué extraordinaria manera de usar las palabras, Beatriz. Un beso.

Rochies dijo...

y crees que podría repetir una sola palabra de este monólogo Bloom que nos has regalado. Te he dejado una cartita sobre la mesa. Te invito a pasar para que no se traspapele.
otro abrazo, yo

Mar dijo...

Siento que te siento...


a pesar de las circunstancias, a pesar del tiempo. Guardar ese sentimiento, como surgió, tiempo atrás y tenerlo presente cada vez que uno evoca el recuerdo.

Bss-

Lucia M.Escribano dijo...

Que bello escribes Beatriz...
Me llego y me emociono ...hasta la última frase que condensa todo lo sentido.
Besos...Te enlace para tenerte cerca...Hasta el proximo jueves.
Se feliz !

miralunas dijo...

què precioso, Beatriz!

qué precioso!

un beso

Marcelo dijo...

Eterna poesía para vos!

ana dijo...

La memoria tiene el poder de actualizar los recuerdos como si estuviésemos en el presente.

Besicos.

casss dijo...

Bellas palabras. Bello devenir del pensamiento en esa "levedad del ser".
Como en una barca, en un mar cadencioso, así me he sentido mientras te leía.
Tal vez esos segundos son para esa eternidad que nos espera después.

Un gran abrazo.

Sindel dijo...

Qué placer leerte!!! Lo haces de forma tan hermosa que no puedo parar, y quiero más.
Este texto es un poema, un conjunto de palabras hilvanadas tan suavemente que me llenaron los ojos de lágrimas.
Chapeu Beatriz!!!
Un abrazo.

silvia zappia dijo...

anestesiarse de eternidad...qué imagen increíble!

abrazo, beatriz*

Matices dijo...

Tan cercano y tan lejano que se hace pensamiento para la eternidad.
Me quedé con ganas de más..

Un abrazo