"Con la palabra se ve lo no visto, o incluso lo no visible"-
EMILIO LLEDÓ. El silencio de la escitura

viernes, 9 de agosto de 2013

Veintitrés noches y un sueño




la luz de la luna
atraviesa la cortina
tatúa la sombra
de mi cuerpo
sobre la pared
en esta habitación
de instantes azules
y siento tus manos
recorriendo la topografía
de mi piel
y soy lluvia y diluvio
y tú tormenta
y yo
 otra vez esclava
de tu tiempo
en este espacio
donde los fantasmas
siembran amapolas
entre las arrugas de las horas
y el silencio secuestra
el sonido de un sueño.





12 comentarios:

maria del carmen nazer dijo...

Un poema bellísimo, con metáforas trabajadas con exquisitez. una joyita. ¡Te felicito !

Besos del alma. :)
¡FELIZ DIA !!

miralunas dijo...

ah, Beatriz, qué bella sensualidad, qué devenir tan especial del relato de la pasión!
aplauso

San dijo...

Un sueño, !pero que sueño! bellisimo realmente.
Un abrazo Beatriz.

silvia zappia dijo...

los sueños, siempre los sueños

abrazo, donde sea que estés*

Diana H. dijo...

La poesía te va bien, Beatriz. Precioso.
Un abrazo.

Mario gomez garrido dijo...

Este poema incide en la relación tan sutil del azul y la sombra, esos instantes en que una luz sirve para mostrar lo invisible, me encantó la aliteración final, que nos devuelve la sensación del sueño y la noche.

Horacio Beascochea dijo...

bellísimo poema, abrazo más que grande. Y sí, la poesía te va bien, como leí en un comentario.

vicente dijo...

Tu poesía, Beatriz, me tiene cautivo. Y no puedo ni quiero evitarlo.

Juan Herrezuelo dijo...

Poesía con lento y sutil movimiento hacia la intimidad, de la luna al dormitorio a través de la cortina, la luz azul entre las sombras, la piel recorrida, la imaginación entre metáforas muy bellas que abren espacios a tormentas y tiempo y silencio y sueño. Una invitación a apagar la luz y encender las emociones. Un beso.

Rossina dijo...

bellísimo que después de haber sido lluvia y tormenta, nazcan amapolas.
He perdido mi password del blo amarillo salvo en la maquina de casa donde está guardado.

Navegante Del Alma dijo...

Bueno bueno, tener un lugar donde los fantasmas siembran amapolas es todo un logro que se consigue con versos asi escritos.
Muy bello, saludos.

Tahu dijo...

¡Qué bello poema! tienes muy buen contenido, felicidades!