"Con la palabra se ve lo no visto, o incluso lo no visible"-
EMILIO LLEDÓ. El silencio de la escitura

viernes, 20 de noviembre de 2009

LA GATA DE MI AMIGA


La gata de mi amiga es preciosa. La fotografié este verano, durante mis vacaciones. Era una de esas mañanas en las que, después de “nuestras labores”, nos encontramos vecinas/amigas alrededor de la piscina. Allí solemos reunirmos para nuestras sesiones de “terapias veraniegas”. Hacemos, lo que le hemos dado en llamar, coloquios de filosofía estival. Hablamos de nuestros hijos, de nuestros maridos, de la última novedad de la tele, de sexo, cine, gastronomía, del libro que hemos leído, de lo que ocurre en el mundo ... y de nosotras mismas. ¡Cuánto nos llegamos a reir en nuestras tertulias!. Organizamos fiestas infantiles, cenas informales, “la noche de la tortilla”, “la fiesta de la cerveza”, “la noche de las máscaras”, etc... En definitiva tratamos que esa gran familia de verano en la que nos hemos convertido sea lo más felíz posible y mientras transcurre la cálida estación intentamos olvidarnos de los problemas que habitualmente nos preocupan el resto del año.
Pero la gata de mi amiga esa mañana estaba rara, maullaba continuamente, estaba arisca a las caricias, y cuando la fotografié no puso su mejor cara. Creo que le molestó que retratara su mal humor. Durante el resto de la mañana permaneció encogida contra el marco de la puerta, atenta, vigilante, en una extraña actidud de defensa. Lo comentamos, pero no pasó de ser una pequeña anécdota más en una mañana de verano
Al atardecer mi amiga, la dueña de la gata, recibía el diagnóstico de una revisión que por rutina se había hecho hacía unos días. Una revisión de aquellas que todas las mujeres nos solemos hacer cada cierto tiempo. La gata la miraba, con una mirada especial, mientras ella abría aquel sobre. Con sus patas arañaba la madera del marco. Estaba desconocida.
Y en tan sólo unos segundos, los que ella tardó en abrir el sobre, en el rostro de mi amiga se desdibujaba la sonrisa. También la nuestra, las de quienes compartíamos con ella el inesperado anuncio.
Pero la gata de mi amiga, que es de quien les estaba hablando, como cualquier animal, no entiende de estas cosas. Fue sólo una casualidad lo que hizo que esa mañana no tuviera ganas de jugar, ni de saltar, ni siquiera de comer su diaria ración de alimento. ¿O tal vez no?
De cualquier manera, estoy segura que Gala, que así se llama la felina, pondrá su cara más alegre en la próxima foto. Y mi amiga volverá a sonreir, y nosotros con ella.
Cuando todo pase, que pasará, (estoy convencida de ello), volveré a fotografiar a Gala...y también a mi amiga. Felices otra vez.
Fotografía: Beatriz

16 comentarios:

Poli dijo...

Estos hermosos amigos que tenemos, con los que compartimos a diario nuestras vidas, no necesitan de papeles firmados por eminencias para saber que algo no anda bien.
Que triste que tu amiga esté pasando por esto (que no se bien que es, pero vamos si de mujeres se trata...) Espero ansiosa la foto de Gala, tu amiga y vos estrenando sonrizotas!
(me pusiste la piel de gallina!! snif! abrazo para ti y tu amiga, y por qué no, un mimito ascendente de cabeza a cola para Gala).

Besos

J.Carlos dijo...

Siempre se ha hablado del sexto sentido de los animales, sólo puedo decir que de una manera u otra existe.
En los casi diecinueve años que conviví con mi perro, nunca dejó de sorprenderme; creo que me leía el pensamiento, era capaz de predecir cosas que iban a pasar; era increible.
Nosotros nunca les llegamos a conocer del todo, pero ellos nos radiografían en dos minutos y saben todo de nosotros.
Un abrazo

Dante B. dijo...

la tristeza no tiene fin, la sabiduría de los gatos tampoco.

federico dijo miaauuuuuu:
es su manera de decir ¡guapa!

Raquel Barbieri dijo...

Beatriz,

Me gustó tanto la gatita Gala, y deseo que se ponga bien muy pronto, así ella y tu amiga vuelven a tener la expresión de siempre en sus caras. ¡Gala es preciosa!

En cuanto a las tertulias en derredor de una piscina con amigas... es alimento para el espíritu. Hace bien juntarse y compartir.

un beso :)

PD: Beatriz, ¿Puedo linkearte a mi blog?

Beatriz dijo...

Poli,
gracias por los abrazos y por los mimitos para Gala.
Estoy a pocos días de viajar para mi/tu pais. Y creo que por un tiempo estaré alejada de mi blog(si es que aguanto.) De momento mi ordenador va conmigo para poder comunicarme con mis hijos.
Quizas podamos comunicarnos estando tan cerca.
Un gran abrazo de momento, por si el tiempo me impide escribir algo más.

Beatriz dijo...

Juan Carlos,pienso como tú acerca del sexto sentido de los animales. Es realmente sorprendente, casi mágicas sus imprevistas reacciones. Nos llegan a conocer más que nosotros a ellos.
Creo que hasta adivinan nuesros pensamientos.
¡Cuánto tenemos que aprender de ellos!
Gracias por acercarte. Un abrazo. Y hasta la vuelta de mi viaje.

Beatriz dijo...

Dante, agradécele a Federico de mi parte ese miauuuuu.. con el que me ha halagado.
Y para ti un besito.
Ya tengo el corazón en nuestra "otra tierra" y eso siempre me crea cierta ansiedad.

Beatriz dijo...

Raquel, es un placer que me quieras tener a tu lado (linkeada). Yo haré lo mismo contigo) si tú me lo permites.
Gracias por tus animosas palabras para mi amiga.
Estaré en Argentina durante casi dos meses,(voy a reencontrarme con mis afectos, a disfrutar en mi tierra)y no sé si tendré tiempo de escribir. Si así fuera a mi regreso nos seguimos visitando.
Un gran abrazo, ¡amiga!

Raquel Barbieri dijo...

Beatriz,

Entonces nos linkeamos mutuamente.

Me alegro de que puedas pasear por estos pagos y ver a tus seres queridos.

un beso :)

ninfab1977 dijo...

me encanto la gata es preciosa,yo tmbien tengo una mascota,una ninfa.si kieres visitame.http://elblogdebeas.blogspot.com/

Luzdeana dijo...

La gata es una belleza.
Yo también estoy convencida de que nuestros animales perciben lo que nos afecta, y es que existe entre ellos y nosotros una relación que nos une sin palabras.
Los mejores deseos para tu querida amiga.
Qué bueno que estás viniendo! Habrá alguna posibilidad de vernos?
Un beso y buen viaje!!

Beatriz dijo...

Gracias Luzdeana, por tus palabras en nombre de mi amiga...y de su gata. A mi me haría falta una gata estos días que me transmitiera un poco de serenidad. Ellas no sólo entienden lo que te pasa sino que se acurrucan a tu lado y te quitan hasta el cansancio con sólo mirarte.
He pasado de una mudanza, a obras en la casa que hoy habito, y ahora estoy ultimando los detalles de mi anhelado viaje.
¡Pufff.. cuánto necesito un buen descanso!
En lo referente a vernos, no puedo asegurarte(la familia me absorbe), pero cuando esté allí buscaré la forma de hacerlo posible.
Un beso y hasta pronto amiga.
Te seguiré visitando. Espero que tu imaginación me siga brindando emociones.

Beatriz dijo...

Ninfab 1977, coincidimos en cuanto la belleza de Gala.
He tratado de ver tu blogg y no encuentro nada. Tal vez sea un error mío. Insistiré.
Gracias por acercarte.
Un saludo

Poli dijo...

Con que saltando el charco??!!!
Que lindo!! que emoción debe ser para vos, para los que te esperan por acá.
Tengo el mismo impulso de Luz de invitarte a conocernos, pero lo que decís es bien cierto: entre la familia y los amigos por recorrer... te debe de quedar muy poco tiempo. Bueno si alguno de tus puntos de encuentro es en La Plata... me chiflas!

Besos Beatriz!!
Buen viaje!!!

Beatriz dijo...

Gracias Poli, estaré sujeta al tiempo que me ocupe mi familia y amigos en principio, eso no quita que en algún momento te lance un grito de ¡auxilio, que me invaden!.
Sucede que cuando voy cada dos o tres años, todos quieren verme y yo quiero ver a todos, y llega un momento en que necesito mi espacio para escribir, pensar, imaginar. Es como un vicio que me relaja.
De cualquier manera me llevo el portátil, asi es que seguiré conectada a todos uds.
Un beso muy grande y trataremos de conectarnos.

Anónimo dijo...

Your blog keeps getting better and better! Your older articles are not as good as newer ones you have a lot more creativity and originality now keep it up!