"Con la palabra se ve lo no visto, o incluso lo no visible"-
EMILIO LLEDÓ. El silencio de la escitura

sábado, 5 de diciembre de 2009

¡Hasta la vuelta!


Mi rincón se queda vacío de mi ( por un tiempo ). Soy yo la que me alejo. Antes de partir me he preocupado en dejarlo bonito, limpio, ordenado. Para que no me reproche a mi regreso el abandono. Pero sé que no estará sólo. Ustedes los que entran a menudo a visitarlo, ustedes tambien lo habitan y estarán allí entre esas paredes haciéndole compañía. Vuestros comentarios, vuestras palabras, nuestra comunicacion virtual, todo está celosamente guardado en este lugar. Cuando al abrir el blog encuentro a Luzdeana, Raquel Barbieri, Dante, Juan Carlos, Ricardo Guadalupe, Javiera Miraglia, Jim, Lunaria, Gwinette, Foggel, Antonio T., Poli, y otros que eventualmente corren las cortinillas de este espacio para hacerme alguna visita, tengo la sensación que mi rincón es como una gran sala en la que un grupo de amigos nos encontramos a menudo para hablar de nuestras emociones.
Un grupo de seres humanos preocupados y sensibles por los aconteceres de la vida.
GRACIAS A TODOS -
FELICES FIESTAS-

5 comentarios:

Luzdeana dijo...

¡Claro que lo has dejado ordenado y bonito! Al mismo tiempo que te alejás de ese lugar acortarás distancias conmigo. Así que aquí estoy, para comunicarnos como elijas o puedas hacerlo en Argentina.
¡Buenos vientos y hasta muy pronto, Beatriz!
Besos muchos.

Raquel Barbieri dijo...

Beatriz,

Qué lindo es tu lugar, tu pensatorium. Te lo cuidaremos hasta que regreses a él.
Me alegra estar en la lista y deseo que lo pases genial en tu viaje.
Como dijo Luzdeana, acortás distancia con nosotras, aunque a través de este medio... parece que las distancias se esfumaran.

un gran beso :)

Jim dijo...

Disfruta de los tuyos!!, cuando vuelvas(tardes lo que tardes) yo estare aqui.

Besos
Jim

Beatriz dijo...

Luzdeana,
Raquel,
Jim.
Gracias por vuestros buenos deseos. En este momento estoy charlando con mi madre después de un largo tiempo. Disfrutando de esa sensación de protección entrañable y única. Necesaria. A
mi regreso tendré mucho para contarles. De momento me siento satisfecha con leerlos a todos y cada uno de vosotros.
Un abrazo enorme amigos.

Javiera Miraglia dijo...

Hasta la vuelta Beatriz...dulces tus palabras...esta mujer es un amor..o no?