"Con la palabra se ve lo no visto, o incluso lo no visible"-
EMILIO LLEDÓ. El silencio de la escitura

sábado, 20 de noviembre de 2010

LONTANANZA

                                                          ...si pudiera
    despertar en primavera
    y asombrarme
    cuando se desperezan
    los pétalos de una rosa
    en tu jardín
    estaría aún contigo.
 
    ...si pudiera,
    si fuera posible
    desandar lo transitado
    acaso, en tu rosal,
    tan sólo encontraría
    el frágil esqueleto
    de la distancia.





20 comentarios:

Sa Lluna llèpola. dijo...

Si pudiera...
¿Cuántas veces se habrá dicho esta frase?
Que suspiros este poema...
Buen lugar para recorrer.

Un abrazo.

Beatriz dijo...

Bienvenida a mis lugares. Se agradecen tus suspiros.
Saludos-

Raquel Barbieri dijo...

Beatriz,

Me encanta tu poema.

Pienso que físicamente no es posible desandar lo transitado, pero sí puede transitarse algo con el mismo alguien, desde un lugar distinto y tal vez así, se encuentren nuevos pimpollos en el mismo rosal.

Un abrazo desde el calor de Bi Ei :)

vicente dijo...

Tus poemas me sobrecogen. Parece que los escucho recitándolos por tí misma. Y me sobrecojo. Abrazo.

mi nombre es alma dijo...

Un si pudiera...nos llena siempre de desesperanza.

Beatriz dijo...

Raquel,tú siempre tan generosa en tus comentarios.
Siempre hay que buscar otros rosales..., al camino hay que recorrerlo, atreverse a encontrar otros rosales.
No obstante la caprichosa memoria se obstina en hacernos retroceder a lugares/personas/momentos/imágenes que fueron parte de un tiempo que nos perteneció. Que en realidad son hojas de nuestra propia historia y que pueden arrancarnos una sonrisa y también una lágrima
Un abrazo-

Beatriz dijo...

Vicente,
A veces uno se retrata en un texto de manera inconsciente.
Gracias por visitarme

Beatriz dijo...

Tal vez un "si pudiera...sea como tú dices un estado de "desesperanza"
Pero es inevitable escapar de ella en cuanto existe y suele rozarnos por momentos.

Un saludito optimista, pese a todo.

J.Carlos dijo...

Precioso poema de deseos y distancias, ¿quién dijo que no es bella la melancolía?, cuando se describe así.
Besos

Ricardo Guadalupe dijo...

Así es, un recuerdo puede ser tan bello como frágil, tal como lo es una rosa.

Felicidades por tu poema.

Un beso, y una rosa.
Ricardo

Carlos dijo...

Siempre se puede y más tu que eres junco antes que roble.

A la patria del recuerdo hay que entrar con alegría.

Un beso.

Francisco Ortiz dijo...

Estupendo, y cómo duele ese "esqueleto" al final.

Beatriz dijo...

J. Carlos,
claro que es bella y más si tenemos capacidad emocional para decorarla con la imaginación.
Un abrazo-

Beatriz dijo...

Ricardo, eres generoso en tus apreciaciones sobre mis textos y sé que lo eres de corazón.
Gracias por tu fidelidad y por la rosa
Saluditos-

Beatriz dijo...

Carlos,
me ha gustado mucho eso de " a la patria del recuerdo hay que entrar con alegría"

Pero cuando se regresa inevitablemente nunca se vuelve al mismo lugar y hay que generar nuevos mecanismos que nos permitan enfrentarnos a aceptar lo ya perdido
De cualquier manera el ser romántica, nostágica, melancólica no está reñido con mi optimismo.
Estaré por allí en Enero, pondré en práctica tus palabras-

Un abrazo-

Beatriz dijo...

Francisco,
tus palabras reflejan lo que sentía al escribir el poema.
El dolor que se siente al encontrarse con el esqueleto de aquello que fue.
¡Vaya si duele! y lo que es peor que todavía hay muchos que no lo entienden-
Gracias, como siempre, por acompañarme en "mis aún cortos pasos por la escritura"

Un gran abrazo-

Luzdeana (Diana H.) dijo...

Un esqueleto frágil es la distancia física y la otra también, y es un reflejo incuestionable de lo andado.
La añoranza en un instante.
Un beso, Beatriz.

Siona dijo...

Por soñar....las posibilidades imposibles...pero que llaman y tientan nuestros deseos y imaginación...si pudiéramos...pero igual sería distinto porqué ya no somos más los que fuímos entonces...saludos!

Beatriz dijo...

Diana
¡Tu lo dices tan bien!, "la añoranza en un instante"
Acaso me delate el texto y me descubras-
Muchos besos-

Beatriz dijo...

Siona,
En buena hora evolucionamos y vamos dando pasos en eso de adaptarnos en cada nuevo segundo en el reloj de la vida.
Sin embargo es la memoria quizás la culpable de esa añoranza que se anida en sus rincones detenida en el tiempo.
Imposible recuperar lo que se devoró el pasado y las distancias-
Un abrazo y te leo con muchísimo placer