"Con la palabra se ve lo no visto, o incluso lo no visible"-
EMILIO LLEDÓ. El silencio de la escitura

sábado, 28 de abril de 2012

CONJUGANDO INCERTIDUMBRES



Larga noche esta noche. Vacía.
En desespero hurgo en lo imposible para descubrir esa mudez frente el asombro que aletarga el tiempo en el camino; el tic tac que distrae el entretiempo; el graznido de gaviotas sobre la roca en desamparo de olas y el gemido de sus grietas nostálgicas de sal y de embestidas.
Busco en las letras los sonidos que se animan a encadenarse para nombrar lo innombrable; las que sustantivan el desperezo de la lombriz, su bostezo y el balanceo de la rama que la acuna; las notas escondidas de la mar en pentagramas de caracolas vacías; el verbo aún no pronunciado, el que nos nombraría a ti y a mí, y a tu lejana cercanía, creyéndote ya en mí, aunque hoy sólo seas caricia de mi sombra. E imaginándote pronombre solitario sentir que te acurrucas en el rincón más profundo de mi alma y recorrer, sin extraviarme, el laberinto inexplorado de tu cuerpo. Y conjugarte. Conjugarnos... si es posible.
En esta noche amordazada me empeño en sentir, fundiéndome con el placer de la palabra inexistente, con el esfuerzo último del verso inacabado, con el éxtasis de alcanzar  lo inalcanzable. Con explorar el instante, fugaz, donde te anuncias y naces. Y en ese esperanzador intento de buscarte, hallarte al fin. Crecer contigo. Acariciar tu desnudez y embellecerte.  Eternizarte.

11 comentarios:

Rochies dijo...

lo has eternizado, Beatriz.
todo lo mejor para hoy. Que la incertidumbre cese, y todo se vuelva gozo.

Beatriz dijo...

Rochita,
tus deseos se han cumplido. Todo fue muy bien. Atreviéndome descubro que si puedo, que es posible avanzar y derrumbar barreras.Vencer incertidumbres.

Un beso amiga

Rochies dijo...

Beatriz, dificultan las previas, las antesalas. En ellas imaginamos todo tipo de aconteceres que en su mayoría, no serán verdad. Y esa improbabilidad es a veces la que nos detiene. Te felicito por el desafío logrado. Un abrazo, mi querida.

Luzdeana (Diana H.) dijo...

Felicidades, amiga, por ese atrevimiento de darles a tus poemas también tus cuerdas vocales. Y por este texto tan íntimo en que te abrazas una vez más a las letras.
Gracias por estar siempre, por tu bienvenida, por esta linda amistad.
Besos.

Beatriz dijo...

Felíz e inspirado regreso. Qué las palabras te sean pródigas como siempre.

En cuanto a mi lectura creo que lo hice bastante bien (tú ya sabes que tengo siempre a mi lado a una persona que me anima a seguir adelante, porque según me dice él cree mas que yo en lo que hago).
De cualquier manera mi incertidumbre y mi satisfacción se sacian en el momento en que me brotan las palabras. En que me emocionan. Luego ellas crecerán o no por si mismas y hasta puede que alguien vibre con alguna frase. Pero siento que eso ya no depende de mí.Sino de la sensibilidad de aquel que las lea.

Un abrazo querida AMIGA-

Beatriz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan Herrezuelo dijo...

Ah, creer que todo cuerpo se conjuga en presente de indicativo cuando se recorren sus laberintos, aun incluso en sus formas pasivas, y que se va haciendo pluscuamperfecto a medida que la piel se distancia de la piel y el nosotros vuelve a ser tú y yo a cada lado del verbo recordar. Un placer leerte (y otro, inmenso también, escuchar a quien te lee en voz alta. Descubrir a Beatriz Salas gracias a ti ha sido un impagable hallazgo; ya sabes lo que a mí me gustan las buenas voces). Un beso.

Javier F. Noya dijo...

Es un bello texto, nos obsequias no sólo la incertidumbre, sino el deseo vital de dar certeza al amor, darle eternidad y cuerpo a la pasión, y quién quiere más que eso, que es en definitiva el remanso de nuestras vidas fútiles. Un placer leer tu texto. Besos.

Beatriz dijo...

Juan H,
eres tan generoso en tus palabras, las sé salidas del corazón, de tu sintonia con aquello en que nos movemos que no es sino encontrarnos en las emociones a través de la palabra

Un abrazo

Beatriz dijo...

Javier , recorremos un camino de incertidumbres y certezas. La vida es un continuo arriesgarse, un desafío constante que nos obliga al esfuerzo, y me refiero al emocional, para hacer que nuestra sensibilidad no pierda nuestra capacidad del asombro, de vibrar con todo aquello que nos rodea.De sentir-

Un abrazo y gracias por tus lindas palabras

mi nombre es alma dijo...

Ya hace tiempo en un poema escribí: "..no hay más remedio que la incertidumbre
pero ésta no es tanta en las cicatrices de tu espalda
ni en el sudor de mis ojos
..."

Pues eso, un placer leerte como siempre.