"Con la palabra se ve lo no visto, o incluso lo no visible"-
EMILIO LLEDÓ. El silencio de la escitura

miércoles, 4 de abril de 2012

INTENTO




Acércate
y tomados de la mano
caminemos,
hagamos del silencio un recorrido
que amordace el pasado
regalémosle locuras a la noche
y asombros a la luna
dejemos que el alba, generosa,
nos impregne  de rocíos
e imaginemos
que este reinventarnos
no es un sueño
ni tan siquiera un manojo de utopías
que ha sido otra vez
de otra manera
los dos en el empeño
de un  después, de un todavía
y que tú estás aquí
a mi lado, 
y  me convences que amanece.
Y que lo hemos intentado.





15 comentarios:

vicente dijo...

La vitalidad de tus líneas viene, entre otros aspectos, creo yo, del escribir aquello que hemos pensado alguna vez y no hemos tenido tu capacidad para ponerlo sobre el papel. "Intento" sí, pero logrado.
Abrazos.

Luzdeana (Diana H.) dijo...

Un bello renacer que toma forma de poema. Parece que últimamente tus posteos vienen con la música del verso.
Un abrazo, amiga.

Rochies dijo...

Qué así sea, Beatriz. Qué no cueste volver a confiar; que se puede. Porque cuando dos se eligieron todo es posible, aunque uno de ellos a veces lo olvide.

Rochies dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan Herrezuelo dijo...

Conmovido como siempre por tu paso por el Loser, me asomo a este querido espacio tuyo donde la emoción se sirve en verso libre, y pienso, tras leerte, que intentarlo es ya la mitad de un logro, aunque el intento sea el de amordazar el pasado, tan expresivo siempre, en lo bueno y en lo malo. Al menos nos queda la esperanza de tratar de reinventarnos en alguna otra ocasión. Un beso.

K. dijo...

un precioso amanecer.
un abrazo
K

maria candel dijo...

Comenzar otra vez, volver a intentarlo, tantas veces como lo sintamos, nunca es tarde...

Un gran abrazo, Bea

Raquel Barbieri dijo...

Me encantó, Beatriz. Las segundas oportunidades tienen un sabor más rico y está bellamente escrito.

Besos :)

Javier F. Noya dijo...

El miedo al fracaso es lo peor, sí, sí. Intentarlo es sentirse vivo. Y no queda otra.

Lola Barea dijo...

Hola Beatriz, buenos días vengo del blog de Beatriz Salas y me ha encantado tu escrito una historia preciosa y muy narrada, te felicito amiga,
aqui me quedo un ratito más para disfrutar de tu blog, gracias,
abrazo,
Lola.

Beatriz Salas dijo...

Querida Beatriz,
gracias por tus palabras y agradecida yo por poder homenajearte.
Necesito saber tu dirección para mandarte la grabación.
Te dejo la mía:

bsalas04@hotmail.com

Un abrazo cariñoso.

Raúl dijo...

Qué maravilla de poema.

Carla dijo...

Amanecer desde el camino de continuar, no paralizarse, seguir, caminando...

Besos.

BEATRIZ dijo...

Lo hemos intentado y lo has logrado Beatriz. Un poema bien sientido, digo bien en su totalidad y correspondencias.

Saludos.

Arka Devil dijo...

u.U me gusta mucho como escribes, me llega... seguiré leyendote porque me gusta lo que te leido hasta ahora...

esto es algo que yo escribí no hace mucho, claro que no llega para nada a tu nivel:

las palabras parecen sordas en tus oidos,
extraña enfermedad agrietando nuestros corazones,
asimilando el tiempo en el vacio, ridícula cura para el dolor,
pero donde queda esta... nuestra verdad??
donde quedan las ilusiones profanas ahora?

un llanto apenas perceptible, una lágrima ácida que recorre todas las esperanzas de felicidad....
susurrame q me amas y dejare que saques tus alas para odiarme, imaginare un mañana incierto, mientras tu siembras tus miedos al lado de los mios

por cierto mi nombre es Arka, un saludo!!