"Con la palabra se ve lo no visto, o incluso lo no visible"-
EMILIO LLEDÓ. El silencio de la escitura

miércoles, 15 de julio de 2009

DUELO



Se terminó el trayecto y tuvo la sensación que había hecho un viaje al vacío.
Bajó en la misma estación, como lo hacía cada mañana en las que bastaba sólo un beso de despedida hasta que llegaran de nuevo, momentos compartidos, al anochecer.
Pero no hubo besos.
Y se estrelló con la vida, que seguía, agitándose en la ciudad.
Sólo su tiempo se había detenido. No quería que llegaran las noches por que ellas se adueñarían de los sueños guardados en su memoria. No quería amaneceres que desdibujaran su pasado. Un pájaro negro había cubierto con sus alas el transitar de los segundos.
Se vaciaron sus manos de caricias y su andadura se quedó sin plural desde que la finitud se encajó entre sílabas heladas .
Y el jamás hizo raíz en sus entrañas.
Desde el andén mira como el metro retoma su recorrido habitual. Ve como se aleja.
Nada ha cambiado.
Sin embargo...nada es igual.

17 comentarios:

Dante B. dijo...

hola beatriz
te leo, te visito
un abrazo

Ricardo Guadalupe dijo...

Pasará el duelo, igual que pasará otro vagón cargado de besos. Para entonces no dejes de ir a la estación. Los besos van y vienen, e incluso hay algunos que llegan para quedarse.

Bello texto, es como un beso guardado.

Lunaria dijo...

Hay veces que el pasado marca tanto que es dificil seguir adelante y no pensar en los viejos tiempos. Pero la vida sigue, y con ella nosotros, por lo que no queda más remedio que luchar y pensar que nos espera un futuro mucho mejor que el pasado que añoramos.
besos.

Beatriz dijo...

Hola Dante
Gracias, gracias
Un abrazo.

Beatriz dijo...

Ricardo. El ser humano siempre tiene recursos para salir del dolor. Y como tú bien dices pasará otro tren con nuevas ilusiones.Si no fuéramos capaces de intentar volver a ser felices , nada tendría sentido.
Gracias por estar aquí.
Abrazos

Beatriz dijo...

Lunaria
El dolor ante la pérdida de algo(un amor), o alguien (una vida) nos deja en un estado de incredulidad y espanto. La vida se transforma (por un tiempo) en un "sinsentido".
Pero nuestros recursos son infinitos y ellos surgen como contraposición al duelo para demostrarnos "que la vida sigue", y que es maravillosa.
"El metro retoma su recorrido habitual" es la metáfora en mi relato que coincide con ello-

Una alegría para mí hablarnos a través del blog.

J.Carlos dijo...

La vida nos manda subir al vagón, porque no podemos quedarnos en el andén, ella no esperará mucho por nosotros, tiene que continuar su camino.
Un gustazo leerte.
Un abrazo

Beatriz dijo...

Juan Carlos.
Apostar por encontrar nuevos caminos, por ilusionarse, por sentirse capaz de salir adelante, por volver a emocionarse no es tarea fácil para aquellos que han transitado por el dolor.¡¡ Pero nunca imposible!!. Depende sólo de nosotros no dejarnos vencer.
Un abrazo.

Luzdeana dijo...

Bellísimas,tristes imágenes. Son como pinceladas de pena. Habrá que atravesar esas noches, porque por difícil que parezca, el amanecer siempre llega. Y ese corazón vacío será hogar para nuevas caricias que ayuden a apreciar que las ausentes también tuvieron sentido.
Un beso.

Beatriz dijo...

Luzdeana-
El camino por el que transcurre la vida no es una linea recta. Hay recodos que nos llevan hacia experiencias dolorosas y que en su momento nos dejan sin reflejos para salir de ellos. Sin embargo nuestra brújula interior nos induce, por aquello del espíritu de supervivencia, a encontrar la luz en el horizonte.
De nuestra fortaleza emocional depende que no nos quedemos en ese atasco.
Un abrazo para tí y para mis raices.

Beatriz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jim dijo...

Creo que “Hay amores que matan” . . . . .pero también creo que “No se puede morir de amor”. . . .

En los temas del amor. . .todos terminamos subiendo a otro tren, solo hay que tener cuidado en no coger el primer tren que pase(a la desesperada).

En los temas del duelo en sí. . . . es difícil opinar, ya que cada persona es diferente.

Y es un comentario muy desafortunado ( y que nadie debería utilizar) el decir: “son cosas que pasan” o “es ley de vida”. . . .etc. . . . . bueno, que no quiero decir na mas.

Besos
Jim

Beatriz dijo...

Hola ,jim.
Cómo llegas en un día en que las noticias de los medios de comunicación me desbordan por su desmesura, por el absurdo comportamiento de algunas "personas", que se creen en el derecho de disponer de la vida y "la muerte" de seres humanos ya sea por violencia o por ineptitud (caso del niño en la unidad de neonatología, el de los adolescentes con apenas trece años que cometen un acto tan atroz contra una niña de tan sólo doce o trece años, y no sigo por que hoy estoy en uno de esos día que me gustaría estar encima en una nube. En estos casos yo me atrevería a asegurar que el dolor de sus familiares será un camino tan largo y tan lleno de interrogantes, que me pregunto ¿Se podrá superar y vivir de la misma manera que antes de tan tremenda desgracia?. ¿Se podrá volver a creer en algo o en alguien? Debemos apostar por volver a vivir y no quedarnos en el duelo, ¿Pero a veces...
Un abrazo,y gracias por meditar tan profundo sobre lo que escribo .

Fogel dijo...

...es que cambiamos nosotros.

Un abrazo enorme, querida Beatriz.

Jim dijo...

Hola Beatriz. . .

Estoy contigo al 100 por 100. . . .Creo que no hace falta que te diga(porque creo que ya me conoces) que cada vez que “veo” algo así me “hierve la sangre” . . . . . . . serenándome un poco,( pero solo un poco) voy a decir que hay ciertos “actos” que agreden TANTO la integridad de una persona que no creo que lleguen a superarlo. . . . dicho esto:

Hay muchas formas de acabar con la vida de otra persona, no hay que reducirlo todo a la “privación de la vida”. . . .entonces. . . . ¿Qué castigo merece una persona que destruye una vida de tal forma? . . .Yo no sé la respuesta a tal pregunta. . . . pero si yo fuera la chica violada, o el padre, o la madre, o el hermano, primo, novio, amigo, etc. . . . no sé si me conformaría con una corta condena de privación de la libertad al violador. . . . . . .no sé. . . . .

Besos
Jim

Beatriz dijo...

Fogel,
Tal vez tengas razón.Pero es dificil admitir nuestra propia mutación.
Un beso (repartido entre dos orillas)

Beatriz dijo...

Yo no encuentro la palabra que defina que castigo se merece un individuo/a que comete semejante barbaridades.
Me resulta tremendamente confuso poder juzgar, cuando aparecen éstas "fieras"( que quizas ni se merezcan la comparación con los animales)
Ojalá que la justicia encuentre el castigo ejemplar para que todo esta pesadilla acaba de una vez.
La sociedad lo necesita ¡Ya! .
De lo que casi estoy segura es que poco se podrá hacer para borrar ese tremendo dolor de las familias que sufren semejante atropello en su vida-
Un abrazo para ti y los tuyos.