"Con la palabra se ve lo no visto, o incluso lo no visible"-
EMILIO LLEDÓ. El silencio de la escitura

jueves, 4 de febrero de 2010

WANTED


...he pegado sobre mi pecho carteles con tu foto y la leyenda Wanted. Ofrezco mil flores de recompensa a quien me dé información sobre tu paradero. ¿Estás en casa? ¿De vacaciones? ¿En el trabajo? ¿Congelada? ¿Enamorada? ¿O simplemente perdida en los senderos del día?. Otra cosa: también, a quien me dé datos de ti, le daré el siguiente poema que compré en el mercadillo de los miércoles:

Agradezco al jaguar la naturaleza de sus pasos, porque de ella aprendí el modo de acariciarte.


Antonio Tello, “Wanted” en Cuaderno de notas de Manuel T.-


------------------------------------------------------

El siguiente relato lo escribí después de leerlo a Antonio


EL NACIMIENTO DEL POETA


Se buscaban siempre entre los tenderetes del mercadillo del pueblo. Ristras de ajos colgando desde el cielo en el puesto de la gitanilla; frutos secos afrodisíacos, pájaros de mal agüero y velas de la suerte en el almacén del brujo; sedas y linos hilvanadas para enfundar cuerpos de bellas damas que desfilaban por la tienda de la niña del pueblo; antiguas lámparas maravillosas y mágicas; hermosos donceles de brillantes bronces que alumbraron oscuras noches de lunas durmientes y placeres satisfechos. Y pócimas milagrosas para amores imposibles, brebajes para el desamor.
Y ella entre los pasillos.
Ella que esperaba oculta entre el colorido y el bullicio de la feria.
Ella rezando ante su virgen para que las horas se encogieran como los algodones de la tienda del turco.
Ella ansiando que llegara el día señalado en el viejo calendario con torsos desnudos que cubría con pañuelos de gasa para no despertar suspicacias, para que su virgen no la castigara. Esperaba ardiente el día miércoles.
Adornaba su cuerpo con fina lencería de estampado felino, pintaba sus labios con tinta de rosas exprimidas, se perfumaba con la esencia que destilaban las ramas de azahares que también vendía la gitanilla. Sujetaba su melena con racimo de flores secas, y en los espejos desgastados de aquella chacarita se miraba. Estaba hermosa. Y él llegaba aquel día, caminaba entre las sombras de los pasillos de la feria. Llevaba sus bolsillos cargados de sílabas adormecidas, de verbos no conjugados, de pronombres detenidos en el tú y yo, de adjetivos desorientados ansiando el instante de encontrar aquel cuerpo y su nombre para acariciarlo con versos.
Nunca nadie supo de sus encuentros. Tampoco nadie sabe hoy del paradero de la niña. Cuenta la leyenda que en aquel mercadillo justo un día miércoles nació la poesía. También un poeta.

BEATRIZ-


9 comentarios:

Raquel Barbieri dijo...

WOW... Beatriz... cuánta fragancia, si hasta me parece ser yo la que transita en el mercadillo de los miércoles.
Me encanta el nacimiento de la poesía según Beatriz.
De WANTED, me fascinó la analogía de los pasos del jaguar con las caricias.

Te dejé respuesta en mi blog, en donde te pido el link de You Tube de tu vídeo "Fragilidad".

Un beso :)

Dante B. dijo...

dos al precio de uno,
un verdadero lujo
abrazos

Luzdeana dijo...

Poemas para llegar hasta donde nada más podría. Eso quisiera yo.
Ese mercado, tan bien retratado que una se siente dentro de la historia. Como una testigo que los ha descubierto y ha sabido leer su historia, que aunque estaba a la vista de todo el mundo, nadie más vio.
Una delicia ambos: el primer texto y tu relato. Me llegan especialmente.
Que bueno verte tan inspirada, amiga.
Mi abrazo fuerte.

Lunaria dijo...

Te digo sinceramente, y espero que me creas, que hacia tiempo que no leia un texto tan bonito. Me ha encantado, esta lleno de magia,.
Me pongo al dia con ts post que estoy deseando leerlos.
Besos.

Beatriz dijo...

¡Gracias Raquel!,¡Gracias Dante!
El poeta y yo, he de confesarles, tenemos el mismo placer de disfrutar con la vida y
con las palabras.
Un abrazo x dos.

Beatriz dijo...

Luzdeana,
A mí personalmente me hubiera encantado ser la protagonista de esta historia. Vivir esa historia de inocencia y "pecado" enredada entre los tenderetes de una mágica feria y descubrir la poesía...y al poeta.
Un abrazo enorme, amiga.

Beatriz dijo...

¡Hola Lunaria!
Agradezco tus generosas palabras. Presisamente ésa era mi intención, llenar de magia el texto.
Me alegro que te lo haya transmitido.
Siempre te espero.
Un beso.

gonzalo dijo...

me gustó aquel mercadillo con adjetivos desorientados.

Beatriz dijo...

Gonzalo, gracias por acercarte. Me alegro cuando alguien disfruta aunque sólo sea con una frase. Porque es quizás en esa frase desde donde surge repentinamente la empatía entre el que escribe y aquel que lo lee.
He vistado tu rincón. Me ha gustado tu poesía. Te seguiré.
Un abrazo.