"Con la palabra se ve lo no visto, o incluso lo no visible"-
EMILIO LLEDÓ. El silencio de la escitura

viernes, 18 de junio de 2010

ATREVIMIENTOS


Esperaba hasta hoy. Esperaba que me asombraces nuevamente con los instantes de arrebato que encogían nuestro tiempo; con el parpadeo de las noches, tuyas y mías, frente al imsomnio de los espejos; con tu regocijo; con las contracturas de tu cuerpo amansándose al alba y las yemas de tus dedos, de puntilla, encontrando las notas más profundas en ese pentagrama en donde están los silencios del desconcierto. Y yo, con la danza de mis manos buscando los compases de tu piel, te aguardaba.
Y mientras... mis pinceles y mis óleos; mis violines madrugadores y mi gata; mi desayuno frio y la tibieza de la ducha; mis libros, mis relatos y mis poemas; la fidelidad del sol que se asoma a mi ventana y mi bicicleta sin ticket de partida estaban alli entristecidos de abandonos. Esperándome
Hoy ya no hay esperas. Hoy mis desenfrenos y mi espacio buscarán otro cuerpo, otra casa que los cobije.
Imagen: Google

18 comentarios:

mi nombre es alma dijo...

Una espera que sustituye otra espera.

Carlos dijo...

Bien qu eno haya esperas...

SOMMER dijo...

Claro, eso pasa por descuidarse....
Ya lo decía mi abuelo: hay que regar todos los días, si no, mal asunto...

Beatriz dijo...

Alma-
A veces nos entretenemos esperando la sombra de lo que fue sin percatarnos que la vida no se detiene, que pasa demasiado de prisa y con ella otras oportunidades-
Gracias por acercarte.
Sigo leyéndote-
un beso

Beatriz dijo...

Carlos
A veces es necesario un poco de valor para decir adios y un mucho de autoestima para un ¡Hasta aquí llego!
Las esperas sin esperanza destruyen-
Un abrazo-

Beatriz dijo...

Las sabias palabras de nuestros abuelos tenían eso de lo que ahora se carece o al menos escasea "SENTIDO COMÚN".
Gracias por tu visita. Ya he recorrido tu espacio y me ha gustado.
Te seguiré,vale la pena-
Un saludo

DanteBertini dijo...

me gusta este texto,
tiene mucha miga literaria.

Beatriz dijo...

Gracias Dante, tus palabras tienen mucho valor para mí.
Aprendo de los que saben mucho más que yo.
Un beso.

Ricardo Guadalupe dijo...

Toda espera debe tener su final. Y el nuevo principio parece muy esperanzador.

Por cierto, me gusta mucho el cambio de imagen de tu blog. A ver si yo hago lo mismo. Es que a veces uno espera y se acostumbra a esperar.

Un abrazo

Luzdeana dijo...

Tengo bastante escrito sobre lo que generan las esperas. Este estado es una buena fuente de inspiración.
Un abrazo.

Beatriz dijo...

Ricardo,
las esperas "desesperanzadas" generan impaciencia, inquietud.
Aunque hay quien dice que saber esperar tiene su recompensa.
¡qué dificil es decidir qué camino tomar!
Espero tu cambio, no esperes tanto...¡Atrévete!

un abrazo

Beatriz dijo...

Diana,
esperando estoy ya esa deliciosa prosa tuya.
Eres tan imaginativa y tan sensible que no dudo que "tus esperas" me emocionarán.
Un fuerte abrazo, amiga-

Raúl dijo...

Una de las cosas más difíciles, es decir "hasta aquí hemos llegado".
Gracias por tu visita y por tu comentario, Beatriz.

Beatriz dijo...

Raul,
nada tienes que agradecerme es un placer leerte.
Claro que a uno se le hace un nudo en al alma cuando tiene que tomar una decisión en la que está en juego elamor/desamor, pero siempre hay un después que vence a la desesperanza. Soy optimista por naturaleza-
Un abrazo y seguiré deleitándome con tus textos.

Francisco Ortiz dijo...

Una espera vencida. Con un lirismo contenido y grato, nada desolado. Me gustan el tono y las palabras, lo bien que está escrito.

Beatriz dijo...

Un poco de caricias para la autoestima en esa espera vencida.
Tus palabras me sirven de estímulo.
Gracias-

Javiera Miraglia dijo...

que poesía....si esto no es narrativa poetica de la mejor no se donde está...pero el nudo en la garganta..que se le hace a uno leyendote Beatriz habla de una traductora de emociones y se mucha mucha empatía ...
Me tome unos dias de descanso ( la escuela)...y el minuto necesario para visitar tu mundo...

Beatriz dijo...

Me alegra tu regreso. Espero que hayas descansado.
Sé que tus elogios te salen del corazón.Y si con mis palabras te emocionas me doy por satisfecha.
No te alejes, me han gustado muchísimo las fotografías que has colgado.
Un beso enorme de bienvenida-