"Con la palabra se ve lo no visto, o incluso lo no visible"-
EMILIO LLEDÓ. El silencio de la escitura

martes, 6 de julio de 2010

FUE

No lo que pudo ser
es lo que fue.
Y lo que fue está muerto
Octavio Paz-Biografía

http://javieramiraglia.blogspot.com/
Javiera, va por tí, por tu mirada

Fue.
Huella fugaz que se adelanta al recuerdo, hermoso trazo que dibuja la finitud. Tan sólo tres letras enlazadas que se gestan para desenterrar el ayer, que destejen hasta el instante. Grafía con inexistencia de mañanas.
Fue... heroico, simple, hermoso, desgraciado; fue... un héroe, un villano, un padre, un poeta, un amante; fue... loco, complicado, romántico, apasionado.
Fue... tuvo vida.
Fue... hace siglos, hace poco, ayer. Y el tiempo del verbo, viaja desde el pasado, espía la historia, rememora, acompaña la nostalgia y la palabra se silencia.
Pero el poeta no la abandona. Se apodera de su hermosura. Él prolongará su existencia, la impregnará de belleza.
Y ella, huella y humo, sabe que cuando su sonido sea verso, trascenderá. Será poesía.

16 comentarios:

Javiera Miraglia dijo...

Me han devuelto cosas lindas de mis fotos pero esta se lleva los laureles, Beatriz al podio!!! Mecanudísima amiga virtual si las hay.... te agradezco tantísimo... porque uno recibe los cálidos abrazos de la virtualidad y los siente reales, y tienen ese que se yo de magia tan particularmente tuya.... Besos

Raúl dijo...

Todo lo que se escribe en pretérito, huele a nostalgia.
Un abrazo.

J.Carlos dijo...

Hola Beatriz, feliz de volver a tu espacio y encontrar estas letras, tan hermosas y sentidas.
Siempre vivimos atados a lo que fue, ese pasado que nos atenaza y a veces nos impide continuar; pero si lo aceptamos y nos quedamos con lo bello que tuvo, nos acompañrá siempre sin molestarnos.
Abrazos

Francisco Ortiz dijo...

Qué bien dicho está, y sobre todo esto: "acompaña la nostalgia y la palabra se silencia".

Dante Bertini dijo...

maravilloso el comentario de Paz y muy ilusionado y vital tu texto: el junco sobrevive.
Un abrazo

Beatriz dijo...

Javiera,
Tú te lo merecías, amiga-
Sabes que te espero, que espero tu arte.
Un beso

Beatriz dijo...

Raul,
bondadosa nostalgia que guarda en el ayer esos recuerdos tan enraizados en nosotros y nos permite rememorarlos.
Un abrazo

Beatriz dijo...

J.Carlos.
soy partidaria de no renegar de nada de lo que me ha sucedido.
La memoria es tan justa que no elimina aquello que nos ha disgustado. Todo nos sirve para rectificar, para mejorar.
Un abrazo

Beatriz dijo...

Francisco,
Creo que el acto de escribir es algo que supera nuestra propia voluntad y así surge de repente una frase ,una palabra, un verso que brota casi sin pensarlo. A veces, cuando leo mis textos, se me ocurre pensar si hay otro yo que escribe lo que quiero y también lo que no quisiera decir. Alguien que me exige el esfuerzo de controlar que no diga aquello que sólo a mí me pertenece. En fin es la hermosa magia de la escritura.
¿Me entiendes verdad? -
Un abrazo amigo-

Beatriz dijo...

Dante,
creo haberte comentado que Octavio Paz es uno de mis poetas preferidos, y su Libertad bajo Palabra casi mi libro de cabecera.
Eres bondadoso en tu comentario, lo agradezco.
Un beso

mi nombre es alma dijo...

Todo aquello que fue esta muerto pero todo aquello que fue deviene poesía.

Beatriz dijo...

Alma
estamos totalmente de acuerdo.
Gracias por tu visita.
Por tu sensibilidad-

Luzdeana dijo...

Una palabra que aquí vuelve a llenarse de su sonora poesía. ¿Sabés que en la Argentina es de uso muy corriente entre los adolescentes? Verdaderos herederos de lo efímero, "Ya fue" es para ellos una frase frecuente con la que indican que algo ha terminado, que no vale la pena dedicarle tiempo y que es hora de pasar a lo próximo. La usan tan a menudo como suelen pasar a otra cosa, así que date una idea...
Me alegra verla rescatada en tu texto y en el de Paz.
Un beso, amiga.

Carlos dijo...

Presente, pasado, futuro... en fin lo que parece que esta claro, es que todo lo que es, será, pasrá a ser parte del pasado. Todo acabará siendo parte del pasado

Beatriz dijo...

Desgraciadamente es así Diana.Hay tantas prisa acaso hasta en lo más superfluo, que nuestros jóvenes no se detienen ni un segundo a reflexionar en la belleza de las palabras El valor del lenguaje no es significativo para ellos. Lo importante es el sinificado inmediato"Ya fue", se perdió, quedó atrás y en esta vida tan acelerada sólo se mira lo que vendrá, lo que vamos a recoger mañana. ¡Y hay tantas cosas que nos puede enseñar un "Fue", cuando volvemos la vista hacia atrás.
Un beso enorme, querida amiga.

Beatriz dijo...

Querido Carlos
La palabra se silencia pero el recuerdo, a veces infinito que ella evoca es fruto de su efímera
existencia. Ella retiene la nostalgia.
Besos