"Con la palabra se ve lo no visto, o incluso lo no visible"-
EMILIO LLEDÓ. El silencio de la escitura

viernes, 11 de junio de 2010

PRESAGIO


Anoche soñé que mi mente se vaciaba, que las imágenes se escapaban del sueño. Una tras otra traspasaban los cristales de la ventana de mi habitación, emprendían una extraña retirada y la noche se apoderaba de ellas. Se perdian en su oscuridad. Algo superior impedía que mis párpados se abrieran y en esa inacción involuntaria se sucedían nuevas imágenes. Pero todas huían. Creo haber hecho un esfuerzo para despertar, un intento desesperado de detener la fuga de algo que me pertenecía. De rescatar el contenido de mi sueño. No lo logré. Cuando mis párpados consiguieron vencer el peso que impedía la vigilia noté que un frío sudor empapaba mi cuerpo. Bebí agua, mucha. La necesitaba. Mi garganta estaba seca. Abrí la ventana. La mañana era desapacible. Lluvia y viento de un amanecer del otoño que se aproximaba. En ese amanecer ví el recorrido inverso de mi sueño. Allí, entre las hojas de los álamos que empezaban a caer, estaban las cartas que yo le había escrito, húmedas, desparramadas por el jardín. Y el vuelo de su vestido, mecido por el viento, haciendo equilibrio desde una cuerda amarrada a la rama más fuerte del árbol.
Tampoco pude hacer nada.

10 comentarios:

DanteBertini dijo...

me gusta este texto, con lo que leo como brutal desdoblamiento...
tiempo oscuro de presagios este.
Que no se cumplan.
un abrazo

Francisco Ortiz dijo...

Hay mucha poesía en el tono, en la estilo: es un texto que gusta leer y releer.

mi nombre es alma dijo...

Pensar que vivimos sueños y realidades semejantes que nos desasosiegan, y en ningún caso podemos hacer nada.

Saludos

Gracias por pasar por mi casa y como regalo de bienvenida un poema de Carlos Marzal en mi voz, pincha en pluscuamperfecto de futuro

Luzdeana dijo...

Toda tu poesía en este relato donde se mezclan peligrosamente el sueño y la vigilia. Me gusta mucho la forma en que describís esa inestabilidad entre los dos estados y el temor que ello genera.
Muy bueno, Beatriz.
Besos! (pronto me comunico).

Beatriz dijo...

Dante, como verás voy un poquito lenta en mis agracecimientos.
Pero como "no sólo de pan vive el hombre" tengo que repartir mi tiempo en otras tareas menos poéticas. No obstante, siempre busco un momento para leerte y para ver tus pasos por mi lugar
Me ha alegrado que te gustara este texto.
De uds. de los que me leen y a los que admiro aprendo (con humildad)
buen fin de semana
besos-

Beatriz dijo...

Francisco,sé que voy a repetirme pero es un honor para mí encontrarme con tus comentarios.
Tus escritura me demuestran que estoy ante un gran escritor. Por eso mismo agradezco y agradeceré tus elogios y tus correcciones.
Desde mi humildad gracias por leerme-

Beatriz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Beatriz dijo...

Tú siempre estás comunicada conmigo, aunque un océano nos separe.
Nuestras casualidades nos persiguen ...tú lo sabes.
Me satisfacen tus palabras, tienen un especial valor para mí.
Encontraré un momento(estoy bastante ocupada)para contestarte. No lo olvido. Forma parte ya de mis deberes gratificantes.
Un enorme abrazo para ti y tus niñas.

Beatriz dijo...

Alma
He escuchado en tu voz el poema de Carlos Marzal. Hermoso. "Cuando deje las sábanas, mañana,
pensaré que mi sueño de la noche
no ha sido sólo un sueño
y que lo que me aguarda no es la huraña
mañana de mañana"
Me atrae el mundo de los sueños
Seguiré visitándote y esperándote en mi lugar.
Un Abrazo-

Beatriz dijo...

Querida Diana
Como podrás apreciar he cometido el error de no poner tu nombre en mi repuesta a tu comentario. Pero es claramente identificable que está dirigido a ti.
Falta de tiempo y prisas. mis disculpas.